a

BIKRAM YOGA

¡Disfruta del máximo efecto beneficioso del hot yoga!

Imagínate hacer yoga al aire libre y sentir el calor del sol en tu piel. Suave, calmante, lleno de energía y todo sin los dañinos rayos UV. Hasta ahora, éramos fanáticos de los fantásticos efectos físicos y mentales del Hot Yoga, pero gracias a nuestro nuevo e innovador sistema de calefacción, puedes experimentar cambios aún más positivos durante la práctica.

¿Qué es exactamente FIR (Radiación Infrarroja de Onda Larga)?

Una sauna, normalmente se calienta con Infrarrojos de onda corta. Se trata de la llamada «radiación infrarroja cercana», que no encontrarás en nuestro Centro.

El infrarrojo lejano forma parte de la radiación emitida por el Sol, a la que también se le llama «Rayos Vitales» porque es el rango que, según las investigaciones, es más  favorable para el ser humano y todas las formas de vida en la Tierra. El sistema de calefacción FIR es completamente incoloro, sin luz y silencioso, por lo que crea una experiencia única de Hot Yoga de forma casi imperceptible.

¡NO ES UNA SAUNA!

En Bikram Yoga Almería te esperamos con un sistema de calefacción de última generación  calentamos la sala de yoga con paneles FIR (Rayos Infrarrojos de onda Larga) de alta tecnología.

Calienta suavemente tu cuerpo

A diferencia de los sistemas de calefacción tradicionales, la curación por infrarrojos lejanos no calienta el aire , sino directamente los objetos y los cuerpos. El aire caliente no circula, lo que reduce al mínimo la concentración de polvo en el aire, lo que también es muy beneficioso para los asmáticos. La respiración se relaja, llega más oxígeno a los músculos y todo el ejercicio se vuelve fácil y agradable.

Efectos positivos del Hot Yoga practicado con calefacción FIR:

Alivio del dolor y la inflamación.

FIR penetra en las capas más profundas del cuerpo, mejora la circulación sanguínea y el suministro de oxígeno a los tejidos blandos. Ayuda a relajar los músculos, reducir el dolor y los espasmos musculares y tratar problemas en las articulaciones como la artritis reumatoide.

Desintoxicación a nivel celular

La terapia de infrarrojos lejanos es una de las mejores formas de eliminar metales, sustancias químicas y toxinas del cuerpo. A medida que el cuerpo absorbe las ondas, las moléculas comienzan a vibrar, lo que provoca que las toxinas, grasas e impurezas de las células se liberen al torrente sanguíneo. Estos salen del cuerpo en forma de sudor, dando como resultado una increíble desintoxicación celular.

Metabolismo más rápido

El rayo infrarrojo penetra profundamente en la piel y calienta los músculos, el tejido conectivo y los órganos internos mediante energía vibratoria. Esto activa las mitocondrias, el «motor» de la célula, lo que aumenta la producción de energía y acelera el metabolismo.

Dependiendo de la intensidad de la clase de yoga, puedes quemar cientos de kilocalorías, ¡así que es una excelente manera de quemar grasa! Las toxinas se almacenan principalmente en el tejido adiposo. A medida que aumenta su metabolismo, la grasa se descompone de manera más eficiente, lo que libera toxinas más rápidamente.

Un sistema inmunológico más fuerte

El aumento de la temperatura corporal estimula la función de la médula ósea y del timo, aumentando así la producción de glóbulos blancos (leucocitos) y linfocitos T. Fortalece el sistema inmunológico, aumenta la resistencia del organismo y ayuda a recuperarse de enfermedades.

Piel más suave y joven

Con la eliminación de toxinas, la piel se vuelve mucho más limpia y saludable. Los infrarrojos aumentan la producción de colágeno y elastina, mejorando así el daño de la piel con el tiempo. Reduce las patas de gallo y las arrugas, mejora la elasticidad de la piel y la apariencia general y ayuda a curar cicatrices y quemaduras.

 

El Hot Yoga por infrarrojos es terapéutico, seguro, calma la mente sobrecargada y fortalece el cuerpo. Experimente sus numerosos efectos positivos en su salud y bienestar.

CÓMO PREPARARSE PARA TU CLASE

Hacer yoga en una Hot Room puede resultar un gran desafío la primera vez. Hemos preparado una pequeña guía para que puedas asegurarte de que salgas de nuestro estudio con una experiencia positiva después de tu primera clase de yoga.

a

HIDRATACION

Si planeas hacer yoga, hidrátate adecuadamente antes de la clase. Te recomendamos traer una botella grande de agua sin gas a la clase y beber si sientes la necesidad.

a

ALIMENTO

Si vienes a una clase por la mañana, debes tomar un desayuno ligero (es decir, plátano o yogur) al menos una hora antes del inicio de la clase para aumentar tu energía. Si planeas hacer yoga por la tarde o por la noche, mejor abstente de comidas copiosas 3 o 4 horas antes de la clase.

a

ROPA RECOMENDADA

MUJERES: pantalones cortos o leggings y sujetadores deportivos o camisetas sin mangas para mujeres. HOMBRES: pantalones cortos, la camiseta es opcional. Al final de la clase, tu ropa estara empapada de sudor, así que sé considerado con tus compañeros yoguis (por ejemplo, no uses sujetadores blancos, camisetas blancas, pantalones cortos blancos, etc.).

a

QUE TRAER

Utiliza chanclas en el estudio ya que el suelo puede estar resbaladizo por el sudor. Nosotros te proporcionamos tu toalla y tu mat por clase sin coste pero puedes alquilar toallas o esterillas extra si lo necesitas o comprar agua mineral si no quieres llevar la tuya propia.

a

LLEGAR ANTES

Llega entre 15 o 10 minutos antes de la clase para tener tiempo suficiente para cambiarte y entrar en la sala para aclimatarte, tumbarte a descansar o meditar, pero permanece en silencio. Empezada la clase no se admite el acceso.

a

TOMATELO CON CALMA

Se paciente y honesto contigo mismo. Tu cuerpo necesita algunas clases para sentirse cómodo con este nuevo entorno. Siéntete libre de sentarte, tumbarte y relajarte durante el tiempo que consideres si lo ves necesario (nadie te vigila por esto, es normal). Puede suceder que alguien necesite descansar frente a ti, así que ten paciencia también con los demás. Recuerda que la distancia más corta entre dos personas es una sonrisa.

× Contáctanos